2008 Educador Social o Simplemente Personas Adultas, Amorosas, Serias y Responsables?

Autores:

Humberto Maturana

Ximena Dávila

Resumen:

Vivimos una situación dolorosa y difícil en la humanidad en general, que es el frecuente desencanto de niños, niñas y jóvenes con la comunidad a que pertenecen, y que resulta en su abandono de ella con enojo, con rebeldía, que se manifiesta de distitnas maneras. A través de su forma de vestir, en la música de moda o en la pertenencia a grupos o sectas en una lucha consciente o inconsciente por encontrar o reencontrar sin resentimientos y a veces con resentimiento un sentido de pertenencia a su existencia que armonice su vivir relacional. Nosotros llamamos periferización a la dinámica psíquica que sostiene este suceder en el ámbito humano. Para los organismos que conviven en comunidades psíquicas y/o fisiológicas cualquier tipo de periferización es siempre trágica, sin importar su origen, pues rompe la multidimensionalidad sistémica de su existir armónico integral. Para nosotros como seres humanos y personas adultas la periferización de nuestros niños, niñas, y jóvenes no es sólo trágica sino que es también, y tal vez esto sea lo más importante, duramente reveladora de nuestras cegueras y sorderas emocionales y de nuestras enajenaciones en teorías políticas, filosóficas o religiosas que justifican, de manera consciente o inconsciente, que traicionemos o que abandonemos el compromiso ético, amoroso y biológico fundamental que adquirimos al entrar en el ámbito de la maternidad-paternidad.

Contenido Relacionado

«La rehabilitación desde la adicción: A la Recuperación de la dignidad».
Carta de la Tierra y Biología- Cultural
Democracia en fase cuatro

Responder